British Pullman, del desguace a una vida de lujo en la campiña inglesa

Publicado en: 
Vía Libre
Fecha de publicacion: 
Jueves, 1 Noviembre, 2012

De entre las infinitas joyas ferroviarias que atesora Reino Unido por ser la cuna de la máquina de vapor, British Pullman es uno de los pocos trenes de época que todavía viajan largas distancias dentro del país. “Abordo uno nunca irá demasiado elegante”, reza un panfleto en la sala de espera en la estación londinense de Victoria.

Este salón engalanado de terciopelo rojo, resulta una extravagancia en medio de la estación más concurrida de la ciudad, donde el lujo brilla por su ausencia. Rodeada de Kioskos y franquicias de comida rápida la primera impresión de nuestra excursión en esta sala de espera es agradable pero un tanto desubicado en el tiempo y el espacio que le rodea.

Sólo cuando el tren aparece por el andén situado frente a la sala, todo empieza a cobrar sentido. Si. Uno sigue vestido de gala entre una multitud de ciclistas y oficinistas que corren andén arriba, andén abajo, pero la sola visión del convoy marrón y crema con las letras alargadas formando la palabra “Pullman” comienza a evocar una retrospección a los años 30 que irá increscendo hasta que, unas horas más tarde, se olvida el stress de Victoria Station y de la vida tal y como hoy la concebimos. Pullman es el nombre del americano que diseñó estos palacios sobre ruedas.