Entre maniquíes con Emilio de la Morena

Publicado en: 
Cinco Días
Fecha de publicacion: 
Sábado, 26 Marzo, 2011

Es agradable pasar un rato con Emilio de la Morena. Los magazines británicos hablan de este alicantino como un nuevo descubrimiento y su nombre se lee cada vez más a menudo en las revistas porque sus diseños conquistan cada temporada a nuevas celebrities. Kate Moss o Gwyneth Palthrow se encuentran entre sus habituales. Pero él no parece darle importancia. Cuando habla, da la sensación de estar todavía al principio de un largo, largo camino, algo que comienza a comprenderse cuando pronuncia el nombre de su gran modelo: Cristóbal Balenciaga.

Emilio nos recibe en su estudio de Kensington, al oeste de Londres, la ciudad donde ha vivido 14 de los 19 años que lleva en Reino Unido. Es un piso reformado donde comparte con sus sastres el poco espacio que dejan los maniquíes, las tablas de planchar, las máquinas de coser y los largos carriles rebosantes de vestidos valorados entre 1.000 y 5.000 libras. "Perdona el jaleo, nos tenemos que mudar a un estudio nuevo".

Acaba de llegar de la Semana de la Moda de París y la anterior estuvo "estresadísimo" con los preparativos de su pasarela en la London Fashion Week. Sus modelos llevan ya cuatro años dejándose ver en esta plataforma de la moda, la más importante después de Nueva York, Milán y París. Sin embargo, cuando llegó a Reino Unido en 1993 su vida nada tenía que ver con la moda. Estudió Negocios Internacionales en Edimburgo y luego se vino a Londres para trabajar en una consultoría donde ganaba un buen sueldo. "En el 2001 decidí que quería hacer algo creativo. Surgió lo de la moda así: ¡pum! Fue algo que yo siempre había querido hacer pero que no me admitía a mí mismo", confiesa.