Ferrán Adrià desvela los secretos de la Bullipedia

Publicado en: 
maruxaruizdelarbol.com
Fecha de publicacion: 
Lunes, 29 Octubre, 2012

“Será un modelo sostenible en que pague por el acceso quien pueda, como grandes compañías de alimentación, pero no haremos pagar al chico joven que esté aprendiendo”, dice el chef.

Ferrán Adrià ha ido dando con cuentagotas ideas sobre el nuevo jaleo en el que se ha metido. Después de crear en El Bulli el restaurante de sus sueños, el año pasado cerró para embarcarse en una nueva aventura tan ambiciosa que le cuesta explicarla en pocas palabras. Ayer viajó a Londres para explicar en detalle qué es eso de la Bullipedia, la enciclopedia del ADN de la cocina que nacerá dentro del Bulli Foundation. “Es difícil de entenderlo porque es una locura, no se ha hecho antes nada parecido en el mundo”, comentaba ayer Adriá a esta reportera en medio del tráfico de Londres. Al trote entre y otra conferencia, el chef accedió a atenderme en un taxi en que me contó de primera mano el estado del arte de su última gran creación.

“Hoy es un día importante porque damos a conocer la herramienta con la que vamos a difundir todo lo que estamos haciendo. En dos días se dará a conocer un video que conceptualiza lo que es: “se trata de una herramienta que servirá para el mundo de la cocina, una herramienta profesional que recopila todas las ideas que se creen y otra herramienta que es el archivo creativo que servirá para ordenarlas y también para buscar ideas”. Está destinada a todos aquellos cocineros que no tienen tiempo para crear pero la idea no es que copien recetas sino ideas. “A partir de una combinación que ya ha sido probada por los mejores cocineros del mundo podrán tener nuevas ideas”.

Adriá lleva 7 meses pensando qué será Bullipedia, qué forma tendrá y para quien será y cómo se financiará. Y le queda mucho por pensar. Está aún en lo que llama la fase arquitectónica de Bullipedia.  “Estamos construyendo los armarios y cajones donde irá la información y las ideas, puliendo el software”, comenta. El sitio web, que por ahora es sólo una imagen fija, estará abierto entre enero de 2014 y enero de 2015.

“Irá abriendo para todo el mundo de manera progresiva. Igual al principio abriremos para profesionales y, después de obtener su feedback, abrirlo al público. Hace falta mucho tiempo para subir todo ese contenido. Estamos hablando de más de 14.000 páginas de información. Nos hemos sentado a repensar y meditar sobre el ADN de la cocina desde el principio de los tiempos y a ordenar sus conceptos. Esa cantidad de información no se ordena en dos días.” 

Junto a la Universidad de Barcelona, crearán un contenido científico histórico de ese archivo y harán un buscador. “Si buscas espárrago blanco en Wikipedia hay demasiada información, si lo buscas en Google está desordenado”. Adriá y su equipo están elaborando una información concisa sobre cada producto y cada forma de cocción que, en una estructura “de cajones” vaya dando a conocer el producto y todas las formas en que se ha cocinado. “Lo más interesante serán los cajones vacíos por que serán una oportunidad de experimentación en la cocina. Por ejemplo…espárragos a la sal ¿se ha hecho?, si o se ha hecho lo puedo crear”.  

 Uno de los conceptos que sí que tiene claro es su financiación.  “Al principio pensamos que fuera gratis para todo el mundo porque yo creo que en Internet hay que compartir. Miré en Wikipedia y vi el anuncio de Jimmy Wales (su fundador) pidiendo donaciones y pensé que yo no quería pedir limosna. La idea no es que tenga beneficios porque es una fundación pero queremos que sea auto sostenible. “La gente que no pueda seguramente no pagará pero hay compañías, por ejemplo compañías de alimentación”. El último escalón de Bullipedia será hacer un máster en un modelo como Khan Academy” (una plataforma de enseñanza a través de Internet que incluye clases en video).

Pocos entienden a la primera que es eso del Bullifoundation y la Bullipedia pero el relato vibrante de  Adriá y su gran laboratorio de la creatividad logró emocionar ayer a sus audiencias, por la mañana en un evento de Wired Magazine, a mediodía a los trabajadores de Telefónica Reino Unido (empresa que esponsoriza parte del Bullifoundation) y por la tarde en Waira, una compañía que ayuda a impulsar start-ups.

Ambos proyectos van de la mano, se podría decir que El Bullifoundation abarca ambos pero no son lo mismo. “El Bullifoundation es un centro experimental sobre la eficiencia en innovación, éstudiando los procesos y la manera de auditar esta, utilizando la cocina como lenguaje, dialogando con otras disciplinas y compartiendo todo resultado a través de Internet. Es la definición más corta que he podido encontrar”, comenta.

O sea, el Bullifoundation también estudiará cómo se gesta a creatividad y la innovación y las fórmulas mejores para incrementarla y mejorarla. Esta información, no sólo para cocineros sino para todo tipo de empresas y negocios creativos, también se compartirá online. Lo que aún no tiene claro Adrià es si ese saber “no solo para cocineros” se ordenará junto con los conceptos gastronómicos de la Bullipedia o si se hará accesible al público por alguna otra vía.