Inter - Rail, libertad para elegir tu propio destino

Publicado en: 
Vía Libre
Fecha de publicacion: 
Lunes, 1 Octubre, 2001

Son las 10:30 horas en la Estación Central de Ámsterdam. En el andén de la vía cuatro se apilan unos macutos y cerca de ellos se oyen charlas y risas. Cinco viajeros suben al tren cansados pero excitados por reemprender el camino. ¿París?, ¿Luxemburgo?, ¿Avignon? A su lado otros individuos entran y salen del coche en una ceremonia, al parecer interminable, de gestos de despedida. El tren, esta vez, tiene butacas verdes y grises, techo verde y cortinas plisadas, igualmente grises. Nuestros viajeros colocan algunos libros y la baraja sobre la mesa, ponen música y con ello, como tantos días, dan por instalado su pequeño campamento. Éste es sólo un grupo entre los muchos jóvenes europeos que anualmente deciden viajar utilizando el billete de Inter-Rail. El pasado año, 12.200 españoles se embarcaron en este viaje. Inter-Rail les permite iniciarse en el arte de conocer nuevos lugares a un precio asequible. Su principal atractivo es dar libertad al viajeropara inventar en cada momento la ruta y marcar él mismo su propio camino. Inter-Rail abre las puertas de todos los trenes del viejo continente. Las compañías ferroviarias se han puesto de acuerdo para ha cer viable este billete, que permite tomarlos convoyes que su propietario desee durante el tiempo estipulado, según se vayan a visitar una o varias de las zonas en las que Inter-Rail ha dividido Europa.