Japón, algo cambia más allá de Olympus

Publicado en: 
Cinco Días
Fecha de publicacion: 
Lunes, 20 Febrero, 2012

Cuando hace cuatro meses el inglés Michael Woodford (51 años) fue despedido de la cúpula de la empresa de cámaras y endoscopios Olympus pocos habrían previsto que las inamovibles instituciones niponas acabarían poniéndose de su parte. Para sorpresa de muchos el pasado jueves la policía dio la razón a Woodford de manera rotunda al detener a los tres directivos que intentaron arrinconarle en octubre para que no sacara a la luz un gran escándalo que, finalmente, les llevará a rendir cuentas ante la justicia.

Denuncias de fraude

Todo empezó el 14 de octubre de 2011 cuando Woodford fue expulsado de su cargo como consejero delegado de la empresa por denunciar un fraude de 1.150 millones de euros en transacciones irregulares. Las acusaciones del inglés eran gravísimas: les culpaba de haber maquillado grandes pérdidas desde los años 90. La magnitud del escándalo es tal que no solo ha sumido en una profunda crisis a Olympus sino que está poniendo en jaque la credibilidad de todo el sistema empresarial japonés porque se sospecha que los bancos y otras organizaciones (desde los políticos hasta la mafia), podrían haber propiciado el fraude.