"La gente se mira más a los ojos antes de un bombardeo"

Publicado en: 
El País
Fecha de publicacion: 
Viernes, 6 Marzo, 2009

Silvia Hidalgo es asidua del Gumbo, un restaurante íntimo en el barrio madrileño de Malasaña donde sirven cocina de Nueva Orleans y ponen música de jazz. Su especialidad tiene nombre de película: tomates verdes fritos. Llega temprano y acompaña la espera con un vino tinto. Invita la casa.

Hidalgo, de 37 años, lleva desde los 23 viajando allá donde la tierra haya temblado, donde la lluvia haya arrasado cualquier signo de civilización, o donde los hombres se matan. No es médico, ni misionera. Su trabajo consiste en analizar hasta qué punto son útiles los donativos de los países ricos para aquéllos inmersos en tragedias y en evaluar la capacidad de reacción de los Gobiernos ante emergencias humanitarias.