La independencia política, un voto contra la derecha

Publicado en: 
La Marea
Fecha de publicacion: 
Jueves, 18 Septiembre, 2014

Dicen que si Escocia vota sí a la independencia, el Reino Unido se convertirá mañana en un país totalmente ‘tory’. Stephen Armstrong, autor del libro Road to Wigan Pier, que trata sobre la geografía de la pobreza en Reino Unido, teme que “un resultado positivo en el referéndum de este jueves perpetúe los gobiernos de derechas por muchos años en la frontera sur de la nueva Escocia”.
 
Mirar el mapa de las elecciones generales de Reino Unido 2010 ayuda a entender el temor de este londinense. Mientras el azul, que representa a los conservadores, se extiende prácticamente por todo el sur del país (a excepción de Gales), los colores van cambiando en el norte al rojo de los laboristas, el amarillo del Partido Nacional Escocés y el naranja de los liberal demócratas.
 
“El pueblo de Escocia, en soledad, decidirá también sobre el futuro de Gran Bretaña y no está obligados a preocuparse de lo que será del estado que deja atrás”, reflexionaba la revista The Economist la pasada semana.  Atrás, dejaría una nueva unión compuesta por Inglaterra, Gales, e Irlanda del Norte, que también tiene aspiraciones independentistas.