La libra, en declive, se acerca al euro

Publicado en: 
Cinco Días
Fecha de publicacion: 
Lunes, 1 Agosto, 2011

La libra esterlina lleva más de 300 años en circulación y se le nota el kilometraje. Traquetea en las marchas más bajas de la política monetaria (con tipos de interés en el 0,5% desde marzo de 2009). Pierde terreno ante divisas más jóvenes como el euro, que desde su puesta en circulación se ha revalorizado un 23% frente a la británica. Y necesita empujones multimillonarios de la imprenta del Banco de Inglaterra para poder seguir el ritmo del mercado (empezó con una inyección de 75.000 millones de libras y ya va por los 200.000 millones). En esas penosas condiciones, ¿hacia dónde se encamina la moneda de la reina?

A juzgar por su evolución desde el comienzo de la crisis hace cuatro años, la libra se arrastra a trompicones hacia una humillante paridad con el euro, la moneda que los conservadores de David Cameron y, en mucha menor medida, los laboristas de Ed Miliban, han mirado con desprecio o desconfianza desde su nacimiento en 1999. La euforia de los euroescépticos, que vieron en la actual crisis de la zona euro la confirmación de sus argumentos contra la moneda común, no se ha materializado en una libra más fuerte. Todo lo contrario.

La libra no para de perder valor, con una caída acumulada durante el último año de más del 5% frente a la moneda europea a pesar de las dificultades en Grecia, Irlanda o Portugal. El viernes cerró a 1,14 euros por libra, muy lejos del 1,71 que llegó a costar en los arranques de la Unión Monetaria. Y su posición internacional, fuera ya del pódium donde se aprietan las divisas estadounidense, europea y japonesa, podría perder nuevos puestos ante la pujanza de monedas emergentes como el renminbi chino.