Artículos relacionados con la ciudad de Londres

La vida londinense del embajador Trillo

Publicado en Tiempo el Martes, 13 Noviembre, 2012

Tras 23 años como parlamentario y a los 60 de edad, el ex ministro del PP ha emprendido una nueva vida como el único embajador político de esta legislatura.

La embajada española en Londres es un palacete recio y señorial cuyas paredes han sido testigo de muchas historias que merecen ser contadas. Y lo que le queda. Hace ahora un siglo en sus despachos, cuando su propietario era la empresa Harland and Wolff Heavy Industries, se gestó uno de los desafíos tecnológicos más ambiciosos (y a la vez fallidos) de la historia: la ingeniería y el desarrollo del súper trasatlántico Titanic. Más tarde, la actual duquesa de Alba desarrolló en el emblemático palacete una parte de la que posteriormente ha sido su exuberante personalidad. Y ya en la década de los setenta del siglo pasado, Manuel Fraga vivió como embajador el periodo de transición entre su pasado como ministro de Franco y su futuro como fundador del mayor partido de la derecha española. Entre la diplomacia, el caso de Fraga se considera diferente, pues el gallego era diplomático de carrera.

Leer el artículo completo

Galán reclama "menos política con la energía y más política energética"

Publicado en Cinco Días el Lunes, 12 Noviembre, 2012

El máximo responsable de Iberdrola pidió ayer en Londres a los países en los que opera que ofrezcan un marco energético "estable y predecible" de manera que la empresa pueda prosperar y ayudar así a su recuperación económica. "Iberdrola está preparada para ayudar a la recuperación de cada país. No estamos pidiendo subvenciones ni dinero, pero sí un marco estable y predecible", afirmó en una rueda de prensa en el hotel Landmark del centro de Londres. "Somos uno de los pocos sectores que podemos liderar la salida de esta crisis e Iberdrola está totalmente preparada para ayudar pero necesitamos estabilidad".

Aunque decidió no precisar cuáles son esos "países inestables" lamentó que en la zona euro se envía un mensaje a los mercados de que la energía está muy politizada, lo que afecta a las empresas y a los consumidores porque se hace más difícil obtener inversión. "Cuando se cambian las reglas a mitad del partido se pierde gran parte del valor de las inversiones que se han hecho y las mejoras no logran llegar a los consumidores, los precios de la energía no bajan y eso es lo que pasa ahora", dijo.

Leer el artículo completo

Espíame y dime cómo soy

Publicado en El País el Miércoles, 3 Octubre, 2012

El rastro de información que dejamos constantemente en nuestra intensa relación con la tecnología se ha convertido en una base de datos inagotable cuyo uso está cambiando la humanidad. Un experimento presentado ayer en Londres mostró el poder de una aplicación que ha obtenido información privada de un millón de voluntarios a través de sus smartphones. La iniciativa quiere mostrar “los beneficios” de compartir nuestros datos en Internet, pero ¿seremos capaces de gestionar esa información con fines beneficiosos para todos o acabará por convertirse en un poderoso instrumento que facilitará nuestro control y manipulación?

Desde el principio de los tiempos hasta el año 2003 la humanidad ha generado cinco exabytes de información (50 bytes elevado a 18). La abundancia tecnológica en que nos hemos sumergido, que une íntimamente nuestra existencia a Internet en general y a los móviles inteligentes en particular, ha provocado que desde 2003 hasta hoy produzcamos esa misma cantidad de testimonios de vida cada dos días.

Leer el artículo completo

Un edificio del futuro a orillas del Támesis

Publicado en El País el Miércoles, 26 Septiembre, 2012

  

Allá por 2050 los edificios serán bajos, con techos alargados y rematados con varias puntas por los lados, con paredes de cristal para aprovechar la luz natural, tendrán molinos de viento cerca y paneles solares para generar su propia electricidad y contarán en su interior con ingenios tales como “sensores de confort” y “sensores de ocupación”. Al menos, así lo imagina Siemens que acaba de abrir a orillas del río Támesis, en Londres, una suerte de centro cultural desde donde soñar cómo serán las ciudades del futuro.

Leer el artículo completo

Espacio-joyería de Mónica Vinader en Londres

Publicado en Cinco Días el Sábado, 1 Septiembre, 2012

Es difícil hacerse un hueco en la agenda de Mónica Vinader. Como dicen las revistas británicas, esta donostiarra es uno de los hot names del diseño de joyas en Londres, está en boca de todos. Las famosas la adoran y entre sus clientas habituales figuran Penélope Cruz, Keira Kinghtley y Cameron Díaz. Estudió arte en Londres y la vida la llevó a transformar su creatividad en joyas. El germen de su marca surgió en 2002 en Latinoamérica, donde vivía por el trabajo de su marido. Allí se dedicaba a crear piezas únicas, y aunque aclara que ya no realiza joyas por encargo, acaba de hacer una excepción con Claudia Schiffer. "Quiere hacer un regalo a una amiga", nos cuenta.

Lo que comenzó como una actividad pequeña en 2002 ha acabado por arrasar en el mundo de la joyería desafiando a la crisis. Mónica tiene tres tiendas en España (en Madrid, Sevilla y San Sebastián) y en agosto de 2011 abrió la boutique de Londres, donde nos recibe. Además tiene puntos de venta repartidos por todo el planeta: Japón, Lituania, Alemania, Australia, Francia...

Leer el artículo completo

Los afluentes secretos del Támesis

Publicado en El País el Lunes, 27 Agosto, 2012

Jamás comprenderé por qué los canales de Londres son tan desconocidos fuera de esta ciudad. Claro que el Big Ben o el Palacio de Buckingham, símbolos irrevocables de la tradición política británica, son dos must para cualquier visitante. Pero se me escapa por qué motivo los canales quedaron tan fuera en el espectro turístico londinense. Quizá la ciudad del Támesis tiene tantísimos y tan buenos cebos para los forasteros que los creadores de ese imaginario, quienes quiera que fuesen, fueron generosos y dejaron la gloria de los canales para ciudades vecinas de Londres como Cambridge, haciendo un gran favor a los cientos de londinenses que se refugian diariamente de los rigores de la ciudad en sus estrechos márgenes. Son un oasis para ciclistas y paseantes en medio de escenarios industriales del siglo XVIII. Muchos de los edificios que están en su ribera son de antiguas fábricas.

Leer el artículo completo

Ridley Scott: "Si los dioses te dan un regalo, no has de abusar de él"

Publicado en Dominical el Domingo, 12 Agosto, 2012

El caballero que nos recibe en una habitación del céntrico Soho Hotel de Londres tiene la respuesta. O, al menos, ha dedicado muchas energías a averiguarlo. El director inglés de cine Ridley Scott cuenta 74 años, pero aparenta bastantes menos. ¿Alguien podría decir que tiene más de 60 sin conocer su biografía? Probablemente, no.  El cine ha mantenido la mente de Scott ágil y receptiva, y su apariencia, sorprendentemente vital. El cineasta tiene entre manos lo que probablemente sea su obra más ambiciosa. Y decir esto de un hombre que ha creado universos tan perturbadores como el de Blade runner (1982), tan terroríficos como el de Alien, el octavo pasajero (1979), tan libres como el de Thelma y Louise (1991) o tan físicos como el de Gladiator (2000) es referirse a algo realmente colosal. Así es Prometheus, su nuevo filme, en el que el director se decide, por fin, a hacer su propia revisión de Alien. Él inventó el cine del “bicho escondido” o “intruso no humano” con su Alien. Y con ello cambió para siempre el cine de ciencia-ficción. Prometheus se llama su criatura y es el colofón de una historia que comenzó hace 33 años.

Acompañan a Scott en esta intensa aventura actores de peso como Michael Fassbender, Noomi Rapace (protagonista de la saga Millennium), Charlize Theron e Idris Elba. Completan esta magna producción un inteligente guion de uno de los creadores de Perdidos, Damon Lindelof, y el impulso de las tres dimensiones. ¿Estamos ante el fenómeno cinematográfico de la temporada? Probablemente, sí. 

Han pasado 30 años desde que dirigió su última película de cienciaficción, ‘Blade runner’. ¿Por qué ha tardado tanto en volver a este género?

Leer el artículo en PDF

La tiranía de las marcas empaña el candor olímpico

Publicado en Cinco Días el Miércoles, 25 Julio, 2012

El sábado pasó por mi barrio la antorcha olímpica y confieso que dudé si salir a verla, o no. No soy muy amante de darme codazos con muchedumbres agitadoras de banderas. Pero fui. Pensé que quizá fuera la última vez que tenga la  oportunidad de ver algo así… quien sabe dónde estaré yo para Madrid 2020 o si habrá Madrid 2020 con la que está cayendo en España. Pensé también que, como periodista, estaba bien tener un contacto previo con el espíritu olímpico antes de que este jueves me embista con todo su frenesí.

La antorcha pasaba a las 3:45 por Shoreditch High Street. A las 3:00 me sonó el teléfono y la voz de un amigo fue el empujón final: “Maru, estamos en el Box Park y sobre la terraza elevada lo vamos a ver muy bien, no hay mucha gente”.

Efectivamente, al llegar la muchedumbre no era tal. La calle estaba casi vacía y los coches seguían circulando. Pero Londres es así, tan acostumbrada a organizar eventos que es capaz de paralizar una calle un minuto y luego, vuelta a la vida normal y aquí no ha pasado nada.

3:30:  Mirando a la calzada desde la terraza de ese extraño centro comercial que es el Box Park (otro día hablaré de él) los autobuses seguían pasando. Poco a poco, desordenadamente, la gente se fue colocando alrededor de la carretera. La publicidad llegó puntual, a la vez que el público y antes incluso que la policía. A sólo 15 minutos de la llegada de la llama por fin parecía que en mi barrio iba a ocurrir algo. Comenzaron a pasar camiones con música infernal, gogós y logos. Chicos vestidos de rojo Coca – Cola repartieron una especie da panderetas gigantes con el único fin de hacer ruido al pasar la llama. Por fin, ese ruido (y más publicidad) anunciaron que la antorcha estaba llegando.

Leer el artículo completo

Heathrow ensaya el 'baile' de llegada de los atletas

Publicado en Cinco Días el Miércoles, 25 Julio, 2012

Las largas colas sufridas por los viajeros en las aduanas durante los últimos meses no asustan a Heathrow. Cuando faltan dos días para la fastuosa inauguración del evento, diseñada por el director de la película Slumdog Millionaire, los administradores del gran hub londinense aseguran que ellos también tienen bien ensayada su propia coreografía.

Cada movimiento está milimetrado y repetido en ensayos generales hasta el hartazgo. BAA, de la española Ferrovial y propietaria del aeropuerto, asegura que ha previsto meticulosamente cómo actuar ante cada uno de los muchos retos a los que se enfrenta: la llegada de 7.000 atletas paralímpicos, la responsabilidad de procesar hasta 200.000 maletas en solo una jornada, (50.000 más que en los días normales) o facturar objetos de diseño como canoas, bicicletas, jabalinas o arcos con flechas. Estos últimos tendrán que ser tratados además con los requerimientos especiales de transporte de armas. Se prevé que el 15% del equipaje esos días serán piezas de material deportivo de gran tamaño.

Los Juegos Olímpicos se celebran entre el 27 de julio y el 12 de agosto: y los Paralímpicos del 29 de agosto al 9 de septiembre. La jornada de mayor actividad será el 13 de agosto cuando el aeropuerto prevé que gestionará 137.800 pasajeros.

Leer el artículo completo

El mirador de los Juegos

Publicado en El País el Lunes, 23 Julio, 2012

El alcalde de Londres, Boris Johnson, dice que la mastodóntica estructura metálica que se acaba de incorporar al horizonte del barrio de Hackney es “una invitación vertical a los juegos”. Imposible no verla: es grande, agresiva y contorcida. Hagan una nota en sus bitácoras de viaje porque ese amasijo rojo de tubos metálicos quiere convertirse en el nuevo icono de la ciudad del Támesis y meterse en nuestras retinas tan profundamente como el Big Ben o el London Eye. Con 22 metros más que la Estatua de la Libertad, es ya de la escultura más alta de Reino Unido, diseñada por el escultor indio Anish Kapoor y el diseñador británico Cecil Balmond.

Su silueta se puede ver desde 20 kilómetros y no hay londinense que no haya perdido unos minutos comentando si aporta belleza el paisaje o lo contamina con su incomprensible forma.

Leer el artículo completo

Páginas