Los afluentes secretos del Támesis

Publicado en: 
El País
Fecha de publicacion: 
Lunes, 27 Agosto, 2012

Jamás comprenderé por qué los canales de Londres son tan desconocidos fuera de esta ciudad. Claro que el Big Ben o el Palacio de Buckingham, símbolos irrevocables de la tradición política británica, son dos must para cualquier visitante. Pero se me escapa por qué motivo los canales quedaron tan fuera en el espectro turístico londinense. Quizá la ciudad del Támesis tiene tantísimos y tan buenos cebos para los forasteros que los creadores de ese imaginario, quienes quiera que fuesen, fueron generosos y dejaron la gloria de los canales para ciudades vecinas de Londres como Cambridge, haciendo un gran favor a los cientos de londinenses que se refugian diariamente de los rigores de la ciudad en sus estrechos márgenes. Son un oasis para ciclistas y paseantes en medio de escenarios industriales del siglo XVIII. Muchos de los edificios que están en su ribera son de antiguas fábricas.