Olfato centenario en Floris

Publicado en: 
Cinco Días
Fecha de publicacion: 
Sábado, 7 Mayo, 2011

    

El buen olfato de la familia Floris lleva acicalando las pieles más exquisitas de Londres desde 1730. Esta perfumería no se ha movido del 89 de Jermyn Street desde que, hace 281 años, un menorquín llamado Juan Famenias Floris viajó de isla a isla para instalar en Londres un taller donde mezclaba los aromas del mediterráneo. Él creó sus primeras fragancias utilizando las técnicas que había aprendido durante sus viajes, en concreto durante su estancia en Montpellier, que en aquella época era, junto a Grasse, la capital de la perfumería francesa. Estos olores eran creados para cada cliente, uno por uno, y sus fórmulas se conservaban cuidadosamente para poder rellenar los frasquitos que éstos traían. Los perfumes eran una novedad en 1730 y Juan logró extender la moda de añadir unas gotitas de esencia en el selecto barrio de St. James.

Desde entonces hasta hoy, narices ilustres como la del almirante Nelson (el británico que ganó la batalla de Trafalgar), las míticas primeras damas Evita Perón, Jackie Kennedy o Hillary Clinton, actores como Al Pacino o la misma reina Sofía han sucumbido a las delicadas esencias creadas en la trastienda de este local victoriano. Desde la napia de Juan Famenias Floris hasta la de Edward Bodenham (37 años) han pasado nueve generaciones.