¿Qué hace España por los bebés inmigrantes que llegan a cargo de ‘padres falsos’?

Publicado en: 
El diario.es
Fecha de publicacion: 
Viernes, 8 Agosto, 2014

Entre el incesante goteo de inmigrantes que llegaron por la costa sur las organizaciones que trabajan con inmigrantes detectaron por primera vez en 2005 presencia de bebés alrededor de los 0 y 5 años que llegaban en brazos de madres que resultaban no ser tales. La mayoría  de ellos, en patera.

Al drama de la inmigración se sumaba la tragedia de que las víctimas eran las más vulnerables entre los vulnerables. Muchos de aquellos menores cumplían y, siguen cumpliendo, la función de una suerte de ‘salvoconducto hacia al paraíso’ y no eran hijos del adulto que los traía en brazos o de la mano.

No fue hasta 2008 la primera vez que el Defensor del Pueblo reflejó en su Informe Anual la presencia de bebés con padres falsos en los centros para inmigrantes del sur de España.

La fiscalía les denominó “bebés ancla” porque el verdadero motivo de su dramático protagonismo migratorio, consistía en que servirían para aumentar las posibilidades de permanecer en España de manera legal a aquellas personas a las que acompañaban.

La respuesta desde España a este drama dentro del drama, no fue rápida. Pero, lo cierto es que, desde 2008, los trabajadores sociales encargados del primer contacto humanitario con los emigrantes ilegales que alcanzan la frontera sur de Europa hacen saltar las alertas cada vez que encuentran una madre que no conoce la talla de ropa del niño que porta en sus brazos, que no recuerda cuando le salió el primer diente o que no es capaz de precisar el tiempo que hace que le dejó de dar el pecho.