Tres algoritmos en la galería de los Uffizi para evitar las colas kilométricas