Una energía limpia e inagotable, la fuerza del mar